viernes, mayo 13, 2005

Apenas unas líneas, a modo de presentación

Por Raúl Chami (Córdoba, Argentina)
Taller de Redacción

Si una breve narración histórica por el orden de los tiempos se denomina "cronicón", por una parte, y Arxchibald Joseph Cronin, médico primero y escritor después con "La ciudadela” y “Las llaves del reino”, por la otra, un petit desafío es que el médico que escribe ahora, con un poco de vergüenza, se atreva, valga la bravata.


Tal orden deriva de un nuevo orden, de esta nueva lavada de cabeza que nos obliga -con placer mayoritario- a nosotros los casi sesentones a buscar cursos "on line". Claro, a esta edad queremos el placer de todo tipo, sí, sin eufmismos; y fue así que buscando placer encontré este curso y es por eso que hablo en primera persona, lo que no me es agradable.

Mi cronicón de estos últimos días fue el abrumador trabajo, lo que motivará otro relato en oportunidad distinta, y el paso por una disquería donde solícitamente accedieron a grabar un CD trucho de una estremecedora misa de Biber denominada "Misa Salisburguense" (¿un judío activista, de la colectividad, fanático de las misas?....¡si!, sono io).

Luego en casa, escuchándola, y des-burrándome con la navegación en Internet encontré este curso, y bueno, nos largamos y probaremos. Total, como le dice Zorba a su patrón: “¡Te hace falta un poco de locura, patrón!”.

Si de cronicón se trata, el orden de los tiempos hizo que gozara de la compañía de mi esposa, mi hijo, nuestro perro y, siendo las 9 de la mañana, con bastante frío y con el tomo III de la Séptima Edición del Espasa Calpe, página 28, año 1957, como ayudante, los saluda cordialmente y queda a la espera de vuestra constructiva crítica.

Raúl tiene 59 años y es médico cirujano.
E-mail:
drraulch@hotmail.com